TABACO

Los fabricantes de productos tabacaleros (cigarrillos, cigarros y tabaco en sí) deben codificar el embalaje de sus productos por motivos informativos (número de lote, fechas de caducidad) y por trazabilidad.

El láser se usa para aplicar dichos códigos por su capacidad para marcar sobre papel y cartón típicamente utilizado en los embalajes.

Son una atractiva alternativa al ink-jet (continuo y térmico) porque son limpios, fiables y de bajo coste.

 

SOLICITAR INFORMACION